Información

Fomento del emprendimiento en educación



El emprendimiento se ha reconocido por múltiples organismos internacionales como un importante generador de innovación y desarrollo económico para las sociedades que lo potencian. La educación en emprendimiento está reconocida en toda Europa como uno de los factores más importantes para el aumento en el nivel de creatividad e innovación en toda la fuerza de trabajo europea. De hecho, desde estas instancias europeas se considera que el fomento de la cultura emprendedora es una de las claves en la lucha contra el impacto de la crisis económica. Además, recientes informes reconocen que las competencias emprendedoras no están correctamente desarrolladas en los sistemas educativos, y particularmente en la etapa de la Formación Profesional. El ámbito de la educación empresarial incluye el desarrollo de las cualidades personales y las habilidades horizontales como la creatividad, la iniciativa y confianza en uno mismo, entre otras muchas, no sólo sobre la idea de crear un negocio.

En este sentido, el programa FPStartup se configura como un catalizador a través del cual los alumnos adquirirán diversas competencias que mejorarán su empleabilidad y tendrán además la oportunidad de desarrollar un proyecto de negocio con garantías. De acuerdo con los objetivos 2020 de la Comisión Europea, el desarrollo curricular de la iniciativa emprendedora pretende fomentar la capacidad de la persona para transformar las ideas en acciones, así como potenciar su creatividad, innovación y asunción de riesgos.

Ante la situación actual, el sistema educativo debe ser capaz de ofrecer herramientas para enfrentarse ante dificultades laborales como la reducción de fuerza de trabajo en sectores concretos o la deslocalización de empresas productivas. Por ello, los jóvenes con habilidades empresariales tendrán mayores oportunidades para adoptar medidas estratégicas que aumenten su empleabilidad como colaboradores en proyectos convergentes, ya con empresas o con otros individuos. Es aquí donde las Escuelas Javerianas pueden aportar valor añadido a la formación de los jóvenes, dándoles la oportunidad de validar su modelo de negocio tanto curricularmente a través del profesorado y los módulos de los diferentes ciclos formativos como mediante mentorización externa y el acceso a diversos programas de instituciones educativas y empresariales con una importante trayectoria de apoyo al emprendimiento. De esta forma, las Escuelas Javerianas tendrán la oportunidad de consolidarse como agentes destacados del apoyo al emprendimiento desde la Formación Profesional.

Actualmente, y a pesar de que desde hace tiempo las reformas educativas vienen proponiendo el impulso del espíritu emprendedor a nivel curricular mediante los módulos de Gestión de un Pequeño Comercio, Empresa e Iniciativa Emprendedora o Simulación Empresarial, esto no se ha traducido en una clara asimilación de la competencia emprendedora por parte de los alumnos de Formación Profesional. Por este motivo, resulta necesario rediseñar la forma en la que ayudamos a desarrollar el talento emprendedor en nuestros alumnos mediante la utilización de metodologías y técnicas utilizadas por las incubadoras y aceleradoras globales en la formación de emprendedores, ofreciendo así valor añadido específico a un alumnado cada día más exigente a la hora de realizar elecciones formativas.

Cualquiera que se mueva en el mundo de las startups sabe que detrás del desarrollo de muchas no hay títulos de universidad y sí muchas ganas de aprender y de trabajar, aprendidas y fomentadas en FP.

Luis Sebastián

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram